lunes, 29 de marzo de 2010

La propuesta Verde

Ante la descarada omisión que los medios están haciendo de las propuestas programáticas de los candidatos presidenciales, cada vez es más necesario que los ciudadanos nos tomemos el trabajo de utilizar los medios a nuestro alcance para llevar la discusión a niveles más profundos. El debate de la semana pasada mostró un alto grado de trivialización del escenario político. Los medios están contribuyendo a menospreciar la capacidad de comprensión del colombiano promedio y sólo hacen ecos de programas de gobierno que se resuman en dos o tres palabras. Cuando alguien expone un concepto que va más allá de las consignas obvias, dicen que es confuso y que no tiene claridad.
Por eso es importante mostrar las propuestas de la forma más clara posible y tomarse el espacio necesario para destruir los mitos que se han ido creando alrededor de figuras como Mockus, a quien como no le pueden achacar ninguna relación con intereses oscuros (como a otros candidatos), le han terminado endilgando una pretendida debilidad de carácter acompañada de confusión de criterios. Vamos por partes.
Juan Manuel Santos, que quiere mostrarse como el sucesor de Uribe, exhibe la bandera de la mano dura basado en su gestión como Ministro de Defensa. Desde esa posición elabora un discurso parecido al que impuso George Bush sobre el terrorismo hace ya varios años: “quien no está conmigo está contra mí”. La versión reeditada para la campaña es: “quien no usa un lenguaje agresivo exclusivamente dirigido a las farc, es un blandengue que se va a doblegar ante las exigencias del terrorismo”. Además de convertir a la seguridad democrática en una marca registrada, cuando se supone que es un deber de cualquier gobierno civilizado, esto conlleva el supuesto de que si alguien señala la necesidad de acabar con otras fuentes de violencia (violencia doméstica o corrupción, por ejemplo), es porque se está haciendo el de la vista gorda ante el terrorismo de las farc y va a echar al piso la seguridad democrática. Estos razonamientos son simplemente inaceptables, pero terminan siendo parte del sentido común de la mayoría de la población porque han venido siendo presentados en los medios con la misma persistencia irracional de cualquier emisora que quiere “pegar” una canción. Uribe se ha encargado durante los últimos ocho años de dejar muy en claro que en este país el terrorismo se llama la’far’ y que todos los males son culpa del terrorismo. A cualquier persona sensata esto le parecería una simplificación excesiva de la realidad compleja de un país como Colombia, pero la aceptación que tienen estas tesis es una evidencia de que la gente no quiere enredarse y busca cosas simples.
La postura de Mockus es mucho más coherente y pertinente, pero no por eso es menos clara o menos sencilla. Lo que pasa es que en el estado actual de cosas, dicha propuesta requiere de una pequeña explicación para ser entendida (explicación que no tiene cabida en nuestros debates estilo reinado de Cartagena). Aquí va la explicación.
El narcotráfico ha potenciado en Colombia una cultura en la que es justificable salirse de la ley (por ejemplo usando la violencia) para adquirir poder. Esa cultura es algo que tienen en común, por citar unos ejemplos, los guerrilleros de las farc, los rastrojos, los políticos del PIN, y algunos niños que desde las comunas de Medellín aspiran a ser otro Pablo Escobar, otro Chupeta, otro Don Berna. Pero la cultura del narcotráfico no se ha limitado a los círculos cercanos de los narcotraficantes. La cultura mafiosa ha terminado haciendo cada vez más débiles los límites morales, legales y culturales de grandes sectores de la población. A muchos no les parece grave evadir uno que otro impuesto de vez en cuando, o saltarse la letra pequeña cada cierto tiempo - “¡Pero si yo no le hago daño a nadie. El estado no siente!”-. Estamos más acostumbrados que otras sociedades a darnos permisos, a forzar los límites y a usar atajos para “facilitar las cosas”. No es que todo esto sea un fruto del narcotráfico, pero nadie puede desconocer que el narcotráfico ha logrado sacar lo peor de muchos colombianos. Y una de esas peores cosas es la cultura de la trampa y el atajo. Así, en la propuesta de Mockus se pueden identificar dos premisas esenciales. En primer lugar, el país tiene un problema cultural que no se puede achacar a un solo actor de forma exclusiva. Para ponerlo en otros términos, la seguridad democrática sería como la medicina alopática o convencional que ataca los síntomas (la’ far’) sin preocuparse por las relaciones sistémicas que hay detrás de esos síntomas. La propuesta de Mockus sería en cambio como la de la medicina bioenergética: tratar el sistema para que desaparezcan los síntomas. Intervenir directamente la cultura y crear un cambio de mentalidad para que no sea aceptable, bajo ninguna circunstancia, la violación de algunos principios básicos, como el respeto a la vida y el respeto a los recursos públicos. A esto se refiere Mockus cuando propone crear tabúes de manera que robar o matar sea igual de feo que pegarle a la mamá.
En segundo lugar, y yendo más adentro en la naturaleza del problema, tenemos un tremendo divorcio entre la cultura, la ley y la moral. ¿qué quiere decir eso? Quiere decir sencillamente que lo legal nos parece jartísimo, lo que nos atrae y nos entusiasma suele ser ilegal y el hecho de saltarnos la ley no nos provoca remordimientos. Así de sencillo. Por eso es frecuente oír por ahí que tenemos una legislación para un país como Suecia. Nosotros mismos no aceptamos que una legislación progresista sea para Colombia porque reconocemos que nuestra cultura menosprecia el valor de la ley. Y lo más grave: no nos importa. Porque, como en todo estereotipo, esto tiene un lado bueno que es el famoso mito de la malicia indígena. Los colombianos nos las damos de vivos, de maliciosos, de astutos, y nos burlamos de los canadienses, los gringos y los austríacos porque nos parecen excesivamente ñoños. No hay que ser demasiado vivo para darse cuenta que es esa misma viveza la que nos lleva a pasar por encima de la ley sin que se nos mueva un pelo. Y es esa cultura de la trampa (la malicia indígena no es más que un eufemismo), la que ha sido alimentada por la ambición que trae el narcotráfico y que nos tiene metidos en una espiral de violencia que lleva más de medio siglo.
Ahora bien, ¿cómo se crea un cambio de mentalidad tan grande como para cerrar la brecha entre nuestra cultura y nuestra ley? Lo más interesante es que Mockus es precisamente el único dirigente político en el país que ha logrado cambios de este tipo desde una posición de gobierno. Voy a mencionar dos ejemplos muy sencillos: En la década de los ochenta era imposible ver a alguien en Bogotá manejando con cinturón de seguridad. Al finalizar la primera alcaldía de Mockus todo el mundo había desarrollado el instinto de ponerse el cinturón antes de arrancar. De igual manera, a principios de los noventa los peatones debían cruzar la calle entre los carros porque no existían cebras y mucho menos existía la conciencia de respetarlas. Hoy en día el conductor que queda atravesado en una cebra por un cambio de semáforo siente inmediatamente la presión de estar haciendo algo mal. Estos cambios no se lograron únicamente con mimos o con tarjetas rojas. Pero tampoco se debieron exclusivamente a las multas. Estos cambios se dieron gracias a la combinación de diferentes elementos. ¿Cuáles elementos? Pues precisamente los que permiten acercar la ley a la cultura y éstas dos a la moral. La multa funciona como una sanción legal, pero si no va acompañada de una presión social, el multado termina buscando la forma de evadirla y no llega a sentir culpa. El mimo funciona como el símbolo de una sanción social, pero si no va acompañado de una multa, no genera la fuerza suficiente para convertir el comportamiento en hábito. Por eso la estrategia se puede resumir así: combinar presiones legales con presiones sociales, en la misma dirección, para producir remordimientos y culpas por los actos ilegales. Por esa vía se lograron cambios importantes y duraderos en Bogotá que hoy a muchos nos siguen enorgulleciendo.
La pregunta es: ¿puede usarse el mismo razonamiento para resolver los problemas de Colombia? La apuesta es que sí se puede. De hecho es una apuesta que apunta a una mano dura, más dura que la del uribismo más recalcitrante. Por una sencilla razón: la mano dura de Uribe-Santos está dirigida a erradicar militarmente a la’far’. La mano dura de Mockus en cambio está dirigida a atacar jurídica, social y militarmente cualquier tipo de ilegalidad. Y sabemos que la tolerancia a la ilegalidad está detrás de todos los problemas del país. Desde la corrupción hasta el desempleo pasando por la crisis de la salud y el narcotráfico. El enemigo no es la izquierda o la derecha. El enemigo no es el que piensa distinto o el que se niega a darme la razón. El enemigo es la ilegalidad, en todas sus formas. Necesitamos que Colombia sea un país legal
No es fácil, pero se puede. Se necesita una revolución cultural. Y para esta revolución se necesita un mandato claro. Por eso es importante que Mockus gane no raspando, sino con muchos, muchos votos. No estamos pensando en ganar la campaña, sino en emprender la tarea gigantesca de cambiar a Colombia para convertirla en un mejor país. Si estas ideas le parecen convincentes, por favor vote por Mockus el 30 de mayo. Si le sigue pareciendo muy complicado y necesita algo más simple, puede seguir siendo uribista o mamerto. Pero no diga que no se lo advertimos.

68 comentarios:

dadord dijo...

Por lomenos leí alguna propuesta de Mockus, no sin antes caer en el error que algunos perdedores han cometido. es el de entrar en el terreno de la critica, es decir presentar ideas por contraste a las ideas de otros, esto hace que el electorado se canse de esto y por lo tanto inferimos que no tienen nada nuevo que presentar sino hay otra contraparte que genera la crítica. nosotros somos suficientemente inteligentes para saber diferenciar las cosas, cada uno que presente sus ideas limpias y lo demás dejenselo al electorado. no nos crean incapaces de hacer estas diferencias. Uribe le ganó a sus opositores porque siepre presentó sus ideas, lo demás lo hicimos nosotros, lo de comparar y concluir. cualquier coñombiano sabe que el que critica sufre y "la critica es el arma de los incompetentes, más no la de los sabios"

Luis F. Buelvas T. dijo...

Interesante, pero mi voto esta por Santos.

No dijo...

Toda una sinfonia de ideas y que como en toda buena Opera, es dificil contener una que otra ñoña lagrimilla en la finale.

Mockus siempre tendra mi respaldo!

Juan David Barrantes dijo...

Me parece excelente la forma como realiza su descripción. Creo que lo compartiré en FB y Twitter.

Sanjorgeyyo dijo...

Me parece un artículo muy bien sustentado. Lo felicito por tan buen aporte y definitivamente, merece divulgación.

Es importante estimular la argumentación y la reflexión en un país tan emocional y sin memoria.

Felicitaciones.

cris777 dijo...

Felicidades por el Articulo es el mejor que he leído respecto a la propuesta de Antanas Mockus Felicitaciones hay que difundirlo!!

Caliza dijo...

Qué buen artículo. Gracias. Es una muy buena forma de entender esta propuesta 'verde' y ojalá lo entendiéramos todos los colombianos.

rodanmuro dijo...

Me parece un buen artículo, es sensato y tiene buenos argumentos, aunque con respecto a la situación de las FARC habría que analizarla mas de fondo; de todas formas hay que difundirlo. Muy bien.

OSCAR RESTREPO dijo...

Que bueno, hay poco que decir, si queremos cambio necesitamos a Mockus, si no nos tocara 4 años de Santos , 4 de Uribito y luego pues nada mas se podra esperar, seran 16 años de politica social perdida, tendremos mas milia que Israel y menos profesionales que el Congo, las familias estaran divididas entre trabajar, mendigar (buen negocio), o estar en la guerra (ejercito, paras,guerrilla, emergentes, quien sabe que mas) mejor apoyemos el cambio, NOOOOO MASSS GUERRA.

PD: como yo , se que muchos tenemos posibilidades de irnos de colombia por un mejor futuro, pero esperare 1 año mas, por que las promesas de uribe me retubieron 8 años y nada...

pandorre dijo...

Si pudiera votar, lo haria por Mockus. Mientras tanto participare en la divulgación de esa acertada reflexión. No me parece acertada porque comparto la elección del autor sino porque comparto su opinion acerca del valor de la politica terapeútica sobre la sintomática.Para solucionar sus problemas, Colombia necesita mucho más que un "ejercito aspirina". Los que han entendido eso no merecen el calificativo de "optimistas", dulce eufemismo de credulos, sino de realistas. Desafortunadamente, pareciera que la pildora azúl de Matrix sigue teniendo mucho más adeptos que la roja. Saludos

Marmota dijo...

Qué buen resumen, qué buena exposición. Estoy de acuerdo con Oscar Restrepo al decir que no hay mucho más qué decir. Lo mejor que podemos hacer es divulgarlo, como dice Juan David. Yo haré lo propio. Gracias por mostrarnos sencilla y concretamente las cosas.

Oscar Andres dijo...

Te felicito buen post, votare por mockus y creo que toda mi familia tambien.

Esmeralda dijo...

Definitivamente y radicalmente de acuerdo, necesitamos una esperanza de cambio cercana, y ésta es la más, ojala quienes estamos cansados de la venganza personal de los presidentes guerristas votemos por Mockus. Apostándole una vez a la inteligencia y paciencia que implica el cambio y no la ligereza de estados de animo del país, que muchas veces lo ha tenido colapsado.

Clara Ines dijo...

Muy interesante la explicación acerca de la propuesta, además de aclarar invita a que reflexionemos y tomemos la decisión por un cambio: ahora o nunca. La publicidad para que el voto sea por Antanas debe seguir de esta forma y extenderse por toda Colombia.

Geandito dijo...

Excelente resumen. Hasta hace poco no tenia todavia claridad sobre el candidato por el cual iba a votar, sin embargo este trabajo ha aclarado mis dudas, entiendo perfectamente la propuesta de Mockus y es asi como si Dios me lo permite votare por el, al igual que mi familia, ya estamos cansados de Uribe y sus secuaces, un gobierno pendenciero, chismoso, y demas calificativos que causan estupor.

Paulius Yamin dijo...

¡Excelente! ¿Se vale compartirlo?

Oscar Hernández Salgar dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Los que quieran difundirlo pueden hacerlo sin ninguna reserva.

Saul dijo...

Completamente de acuerdo con lo expuesto. Excelente y brillante. Aunque me gustaría comentarle unas cifras, que nunca aparecen en primera plana. De hecho ocurre que de los 29 millones y pico de colombianos que alguna vez inscribió su cédula solamente fueron a las urnas a votar un promedio del 44% entre 1978 y 2006! Fuente: Daniel Zovatto. Eso es equivalente a 13 millones y pico aproximadamente. Esos 16 millones que no participan en elecciones tal vez no entienden la trascendencia de la palabra democracia o tal vez muchos de ellos no saben incluso que tienen el derecho a votar. En un país con tanta pobreza esa conclusión no parece absurda. Los abstencionistas son mayoría en Colombia por encima de cualquier partido. Ese fenónemo es inaudito. Pero aquí no termina mi reflexión sobre las cifras. Si sumamos el millón o más aproximado que se pierde en elecciones por votos nulos, votos en blanco, votos perdidos, votos comprados, entonces terminamos concluyendo que a nuestros gobernantes los elige sólo una tercera parte o menos de la población votante. Eso tiene que cambiar.

Diego dijo...

Buen análisis Oscar. Compró mi voto con ideas. Un saludo

Cèsar dijo...

Apoyo a Mockus de hecho siempre ha sido asi, sinmerbargo considero que aun falta q el cambio de mentalida se expanda e involucre a todas las regiones del paìs, donde el clientelismo sigue siendo una tradiciòn.

Celebro que nos estemos despertando al fin para empezar realmente a construirmnos como naciòn....
Le apuesto a Mockus para el 2014.

Un Abrazo

Alfonso dijo...

la propuesta y el articulo en general es muy interesantes, pero hay dos cosas que no comparto:

1- eso de referirse a las FARC como las "far" con el proposito de burlarse de las politicas de seguridad de Uribe o de santos le quita seriedad al asunto, en realidad eso solo es una confirmacion de la poca importancia que los seguidores verdes le dan al aspecto de seguridad, quizas porque el candidato mockus no ha plateado una posicion concreta con respecto al tema. El problema de las FARC no se puede ignorar ni se puede trivializar a una simple burla de las politicas de seguridad que pretendian acabar con las "far". punto en contra.

2- hay que crear una presion social contra el que esta fuera de la ley, bastara??, digo yo, si en un pueblo pobre llega un narco y le da plata o empleo a todo el mundo, sera que lo van a mirar feo para ponerle presion social??, hmm.

Alfonso dijo...

la propuesta y el articulo en general son muy interesantes, pero hay dos cosas que no comparto:

1- eso de referirse a las FARC como las "far" con el proposito de burlarse de las politicas de seguridad de Uribe o de santos le quita seriedad al asunto, en realidad eso solo es una confirmacion de la poca importancia que los seguidores verdes le dan al aspecto de seguridad, quizas porque el candidato mockus no ha plateado una posicion concreta con respecto al tema. El problema de las FARC no se puede ignorar ni se puede trivializar a una simple burla de las politicas de seguridad que pretendian acabar con las "far". punto en contra.

2- hay que crear una presion social contra el que esta fuera de la ley, bastara??, digo yo, si en un pueblo pobre llega un narco y le da plata o empleo a todo el mundo, sera que lo van a mirar feo para ponerle presion social??, hmm.

Bibipin dijo...

Excelente articulo. Creo que logra recoger las propuestas de Mockus, que trascienden el discurso veintejuliero. Además logra de manera sencilla explicar el divorcio entre ley, moral y cultura, base de las propuestas que lograron el cambio en Bogotá.

Andresfbg dijo...

muy estupido endilgar solo la cultura mafiosa a un circulo especifico como las "comunas de medellin", acaso en las demas ciudades no hay comunas, no hay problemas de presencia del estado, no hay sicariato.

tipico comentario de algun rolito estrato 6 que piensa que bogota solo va hasta la 72 con 7ma

Fernando dijo...

Creo que Alfonso no capto la cuestion de la "malicia indigena" y el ser "vivo" Al interior de la familia es donde se ejerce presion social. No ante el delincuente porque para eso esta la ley que tambien debe ser firme y transparente.

Es muy fácil de deducir.

El decirle a las FARC "far" o "jar" es una manera (para mi) muy sintetizada de resumir toda la manipulación mediática y gubernamental actual en donde no existe más problema que la guerrilla o Chavez mientras muchos millones andamos sin empleo, salud ni dinero.

Por su puesto que con una verdadera ley digamoslo "ñoña" no se va a perdonar a ningún delincuente llamese narco, guerrillero o para.

Oscar Hernández Salgar dijo...

Andresfbg: Cuando menciono las comunas de Medellín digo claramente: "por citar unos ejemplos" y también menciono varios otros casos. Y si lee el párrafo siguiente entenderá que precisamente estoy diciendo que la cultura mafiosa es algo que va mucho más allá de las expresiones de violencia y está en todas partes. Ojalá fuera un rolito estrato 6....

Oscar Hernández Salgar dijo...

Alfonso: 1) las farc han sido una de las peores plagas que ha tenido que sufrir este país en su historia. Pero como bien lo dice Fernando, a lo que me refiero con la'far' es al efecto mediático que este gobierno ha querido crear entorno a este grupo como si fuera el único enemigo y el culpable de todos los males del país.
2) La presión social es necesaria para frenar la reproducción del fenómeno. Obviamente no es suficiente y creo que eso lo digo claramente. Pero si no hay presión social, basada en la moral, las mismas conductas se van a seguir repitiendo hasta el infinito.

Luis Jaime Salazar R dijo...

Tenés valor para poner clara tu posición y promulgar una alternativa en un país donde todo el que discrepe es de 'la far'.

SaZaC dijo...

Excelente post... Ojalá todos fueran capaces de exponer los argumetnos con tanta claridad

afpabon dijo...

Siempre he apoyado a Mockus. Voté por él ambas veces en la alcaldía, he votado por él siempre para presidente, y he votado por sus "pupilos" para congreso.

Y lo volveré a hacer, basado en esta excelente descripción que usted hace.

Lo que me entristece un poco es su referencia a la medicina convencional contra la "bioenergética". El símil es completamente inapropiado, porque para muchos (como yo), la "bioenergética" es solo una forma de que algunos avivatos ilegales se ganen la vida fácil: completamente contrario a la propuesta del profesor Mockus.

Aparte de ese símil inapropiado, su descreipción de la propuesta es excelente.

Santiago dijo...

Muy interesante este post. Comparto gran parte de sus puntos y argumentos pero aún creo que trata el problema de las Farc con un tono burlón y picarezco.

Hernando Alberto Bernal dijo...

Más claro no canta un gallo!!

Andrés dijo...

Es una reflexión inteligente y clara que penetra la esencia del planteamiento del Mockus, y ausculta lo que hay en él de interés por resolver los asuntos de manera estructural y dentro de marcos de autonomía. Puedo decir que lo que más me interesa de su propuesta es que ir más allá de la ilegalidad está fuertemente asociado a una idea de transformación social y cultural desde lo pedagógico, que atiende antes que todo a la transformación de cada uno de ciudadanos.

Ahora bien, es una lástima que no emerja un tema sin el que ninguna postura de legalidad es sostenible:la EQUIDAD SOCIAL. No encuentro una apuesta estructural en Mockus por restaurar el equilibrio en la distribución del capital, la tierra y devolver a los ciudadnos el acceso masivo a salud, educación y alimentación como derechos, más que como servicios. En ese sentido, veo más contundenete la propuesta de Petro. En cualquier caso, ojalá podamos evitar cuatro años más de seguridad democrática, que en el fondo es un proyecto de derecha que ha agudizado las diferecnias sociales en el país, ha legalizado el atropello paramilitar y que, por primera vez en la historia de Colombia, ha depositado más dinero en el rubro de defensa que en el de educación. Una seguridad democrática así no es sostenible aunque traiga seguridad, y desarrollo: pues la pregunta de fondo es ¿desarrollo para quién?

kathy's dijo...

hola: muy claro y emotiva propuesta, MOCKUS capturo mi voto con ideas, no por plata, sus argumentos, su sapiencia, y filosofia es tan pura que merece ser PRESIDENTE.
A OSCAR HERNANDEZ, le pregunto, para nadie es mentira, que el pais vive cierta calma, cero pescas milagrosas, extorciones, ect no hay que negar eso a uribe, como tampoco hay que negar que la FARC existe en colombia, como lo dijo el recien liberado, Moncayo. ¿ que tan fuerte es esta seguridad que MOCKUS le da al pais que la FARC seguira arrinconada como hasta ahora??
claro, acosta de que esta calma, desempleo , hambre..ect..
gracias

profesor dijo...

De acuerdo, excelente artículo, quiero agregar lo siguiente:

En mi núcleo familiar compuesto por diez votos, nunca habiamos estado de acuerdo para depositarlos por un mismo candidato, y por fortuna, es la primera vez que lo vamos a hacer dado que a todos nos convence el programa y la forma de administrar de Antanas Mockus.

Es hora de "pellizcarnos", no podemos continuar con una actitud indiferente ante la real situación del pais.
Antanas Mockus representa esa oportunidad que DIOS nos está brindando para que de una manera aparentemente muy simple y muy sencilla para nosotros, (solo depositar nuestro voto), seamos partícipes activos de esa transformación de nuestra querida Colombia.
Fuí Uribista, y digo "fuí", porque ya su función terminó o terminará el próximo 7 de Agosto, y le reconozco su labor como gestor de la seguridad democrática, pero la experiencia enseña que los plagios nunca serán iguales a sus originales y por lo tanto, Santos no será un buen continuador de la política de Uribe y antes por el contrario, representará un peligro latente con los vecinos.
HAGAMOSNOS UN FAVOR VOTANDO POR MOCKUS
HAGAMOSLE UN FAVOR A NUESTROS HIJOS Y NIETOS, VOTANDO POR MOCKUS
HAGAMSLE UN FAVOR A COLOMBIA VOTANDO POR MOCKUS.

suscasas dijo...

Vivimos en una sociedad donde prima el "avispado" que tumba y roba a los demás, el que busca siempre el camino más fácil, sin importar si se lleva a otros por delante, donde cada quien piensa sólo en sí mismo, sin darse cuenta que la única manera de salir adelante es teniendo respeto por los otros y ayudándonos, porque todos somos hermanos y merecemos vivir bien, y todos somos todos. Ese cambio de actitud no se logra de la noche a la mañana, pero es hora de empezar. Mockus presidente, por un país decente.

Menelí dijo...

La idea de la mano dura es clave. NO hay más dura mano que la que se levanta con el convencimiento de la razón argumentada...gracias por intentar parar las justificaciones del tipo: "todo vale" porque "no hay nada más que hacer"

Ya he regado esto como bola de nieve...ojalá gane el verde

Peter dijo...

Creo que su ponencia está bien, pero para llegar al estado que actualmente disfrutamos, no se puede negar que nuestro presidente Álvaro Uribe, ha sacado al país en el sumidero en el que estaba, es el mejor presidente que hasta el momento ha tenido nuestro país, por esa razón no abalo el final de su discurso, Uribe, no es ni será un mamerto, esto es una falta de respeto, para todos los Colombianos de Bien que Votaron por nuestro presidente; Colombia si necesita un cambio y esperemos que se puedas encontrar en un cambio cultural como se habla.

Señor Oscar Hernández Salgar, si es tan letrado deberia generar respeto.

Juan S. dijo...

Coherente. Me gusta mucho su forma y su contenido.

Oscar Hernández Salgar dijo...

Una aclaración: en el año 2001, cuando poca gente sabía quién era Alvaro Uribe, yo era uno de sus más entusiastas admiradores y muchos me criticaban porque era imposible que él ganara. Voté por él para el 2002, y sentí al igual que muchos, que finalmente había alguien con autoridad en la presidencia. Esto duró el primero período de Uribe. Después, a pesar de los avances en seguridad, todo lo demás empezó a cambiar vertiginosamente para mal. El que intente negarlo estaría tapando el sol con un dedo. el gobierno empezó a defraudarme cuando Santos y Uribe enlodaron a Pardo con una supuesta alianza con las farc, de la que luego se retractaron públicamente, no sin antes haber dañado seriamente la carrera de Pardo. Pero no voy a hacer aquí una lista exhaustiva de los escándalos del gobierno porque la gente los conoce de sobra. Sólo quiero señalar que los vaticinios de quienes criticaban la primera reelección eran ciertos: la concentración de poder tiene unos efectos dañinos que van más allá de las personas y que pueden con cualquier voluntad. Todavía no creo que Uribe sea un tipo "malo", pero si creo que el poder y los lagartos que lo rodean, han nublado su capacidad de juicio. Por eso, además de los argumentos que expongo arriba, creo que es necesario un cambio en la dirección del estado.

Oscar Hernández Salgar dijo...

Sobre Chávez: a él claramente le conviene que gane Santos porque es el enemigo perfecto para armar cortinas de humo cada vez que sea necesario. Es la excusa perfecta para decir que el imperio lo rodea y que la rancia oligarquía lo quiere matar. Lo que realmente fastidiaría a Chávez es que dejáramos de ponerle atención, tanto los de aquí como los de allá. Eso, afortunadamente, está empezando a pasar.

Fiel dijo...

Lorefm: Me parece que es un artículo muy realista, ya llevamos un largo rato comiendo de lo mismo, esperando ver cumplidas las promesas hechas, pero ahora estamos viendo como se hacen realidad algunas pesadillas. Alguna vez fui Uribista como muchos, pero pienso que es hora de dar un giro, o mejor un revolcón para poder ver cambios, cambios que realmente necesitamos. Pienso que los colombianos somos inteligentes, sí, pero a veces nos gana la "locha" y usamos dichos como "mejor malo conocido que bueno por conocer" y por eso es que nos permitimos llegar a situaciones como la actual, por eso no se trata de "criticar" sino de dicernir y formar criterios, de no ser por ello la humanidad no habría podido pasar de la edad de piedra.

Pedro Vergara dijo...

Me gusta bastante, claro y al punto.

Compartido en FB.

John H. dijo...

Excelente artículo. Yo tomé la decisión de salir del país hace 9 años y creanme que no es fácil empezar de cero de nuevo. Salí del país desilusionado de los chantajes, falsos profetas, extorsion oficial y privada, buscando un mejor futuro para mis hijos porque se hace uno conciente de que la ventana de tiempo que le corresponde a uno vivir es muy pequena con respecto a la posibilidad de cambios en nuestra sociedad Colombiana. Se que suena egoista pero cuando se tienen hijos la responsabilidad es muy grande.Mockus representa la opción de la inteligencia, la razón, la honestidad, la coherencia, la decencia que esperé por muchos años en Colombia. Desafortunadamente para muchos como yo estamos incapacitados para votar porque no tenemos inscripción electoral.
La seguridad democrática es aparente, quiten al ejercito y policia de las carreteras y esto será peor que antes, no podemos seguir sacrificando educación y progreso por el costo de mantener celadores en todo nuestro suelo patrio. La educación es la base del desarrollo y eso es bién claro para Mockus. Con educación, justicia y equidad la violencia pierde substrato.

eduardo dijo...

ADMIRO A MOCKUS DESDE QUE SE BAJO LOS PANTALONES,AHORA ME LOS BAJO YO
POR QUE ESTE PAIS LO TEMOS QUE CAMBIAR ENTRE TODOS NOSOTROS Y NO CON UN GOBIERNO HEREDADO.
LA CONSCIENCIA SE CREA CUANDO LOS PRICIPIOS MORALES SON EL PENSAMIENTO COMUN DE LA MAYORIA.
DE ESTA MANERA LA ILEGALIDAD SE VA AISLANDO Y EL PENSAMIENTO CORRECTO BASADO EN LA MORAL PREVALECE.
MOCKUS ES UN GRAN PENSADOR, ES UN HOMBRE HONESTO EN ESTOS MONMENTOS ES EL LIDER QUE NESECITAMOS PARA EN CAUSAR LA MORAL DE COLOMBIA.
SOY URIBISTA PERO VOY A VOTAR POR MOCKUS.
EDUARDO

Caldasalejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Caldasalejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Victor Hugo dijo...

Me gusta Mockus, pero no quiere decir que tenga las mejores propuestas. En cuanto a moral, educación y cultura, excelente, en cuanto a propuestas económicas, de generación de empleo, riqueza y desarrollo, nada que ver para las necesidades de Colombia. Ojala, en el dilema moral, público-privado, no se equivoque. Por el momento, estoy con Petro, con mentalidad positiva de una alianza, votaré por Mockus, por que Colombia necesita una transición.

ツ Ðavid Ǿsorio dijo...

Los Verdes se parecen demasiado al uribismo:

http://de-avanzada.blogspot.com/2010/04/el-acertijo-uribismo-verde.html

Kether dijo...

No sé si es la gente que está con cierto partido político (sea el Polo, el liberal o conservador) pero no es la primera vez que leo por ahí que el partido verde y el uribismo son lo mismo. Está bien que a algunos no les parezca el avance que ha tenido el partido verde, pero tampoco para compararlo con el uribismo, cuando son distintos

LUCHO dijo...

Excelente y enriquecedora controversia. Por favor no dejen de votar. hay mucho interés y participación, pero en las urnas gana el abstencionismo, es el peor enemigo.
TODOS A VOTAR.

Julián Arévalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luna Lunática dijo...

MUY INTERESANTE Y NECESARIO TU ARTICULO. TE EXPRESO MIS FELICITACIONES, PORQUE DE VERDAD ES NECESARIO HACER EL QUITE DE CORTINAS Y BENDAS QUE TIENEN PUESTOS LOS COLOMBIANOS, GRACIAS A LOS MEDIOS DE DESINFORMACION QUE NO HACEN SINO QUERER OPACAR LA REALIDAD QUE NOS ACECHA. UN ABRAZO FRATERNAL, Y GRACIAS POR ESTE ARTICULO.

Oscarmar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Forero dijo...

Así les duela a muchos, Mockus puede ganar. Una opinión que le escribí a este señor Hernández:

Utopía es creer que no se pueden cambiar las cosas. Se que Mockus es idealista, pero de pronto es lo que se necesita en este país, gente que le meta ganas y deseos de cambiar las mañas desde adentro. Si siempre pensamos que un candidato así es para otro tiempo, nunca lograremos solucionar los problemas estructurales de este país. Y nadie ha dicho que Mockus-Fajardo le van a regalar el país a los asesinos de las Farc, no señor, usted está diciendo cosas que no son ciertas solo para lograr su fin. Lo siento señor Hernández, pero su actitud en sus columnas siempre es del que se las sabe todas, tiene una soberbia tremenda. Lo que necesita este país nadie lo sabe realmente, pero sí es cierto que hay que cambiar la educación y la forma como se hace política. Nos dice "inmaduros políticamente", dígale eso a personas como yo que se enteran de las cosas que pasan en este país, que lee y se informa. Deje de juzgar a la gente con su visión limitada por favor. Si Uribe es tan bueno, qué está pasando en los llanos, en el Choco, en el Sur de Bolívar?, hacendados que tienen cultivos inmensos de palma en sitios donde antes vivían comunidades enteras (sino me cree, vaya a la Javeriana y averigue lo que se ha descubierto, ya denunciado por Alfonso Molano. ah no, usted no debe leer ese tipo de gente). O que pasó en el DAS (ese si que es un elefante más grande que el de Samper, o es que un funcionario va a arriesgar su carrera solo por curiosidad de saber que dicen los magistrados, por ejemplo. Le agradezco a Uribe que le haya dado bien duro a las Farc que perdieron sus ideales hace rato, pero, ¿y qué más ha hecho?, bajó poco la pobreza y subió la indigencia, y subio la tasa Gini de igualdad, no, buenísimo.

Nicolasa dijo...

Super esta propuesta siempre he creido que Mokus es gran estratega

Freddie dijo...

Excelente articulo ! Ojalá en El Tiempo y demas medios escribieran así de claro !

ovamir dijo...

Profesor: Su artículo es excelente, felicitaciones por tener esa capacidad para sintetizar claramente la propuesta del candidato Mockus. Por mi parte, estoy re-publicando su artículo en nuestro sitio web retornomaya(punto)com . Desde luego, si usted está de acuerdo...

NESTOR HUGO TORRES NIZ dijo...

Que buen articulo, es una excelente reflexión. Mi invitación es leerla y estudiarlo las veces que sean. Al entenderla concluimos que es a Mockus a quien tenemos que otorgar el apoyo irresticto para que iniciemos a poner unos cimientos sólidos en la recontruccion de este País tan hermoso, donde todos cabemos.Que Viva Mockus.Que Viva Colombia.

CAROLINA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CAROLINA dijo...

Desde el punto de vista del ciudadano que no conoce de derecho o politología, es un buen artículo de opinión. Sin embargo es una falacia creer que la corrupción es únicamente violar las normas legales. En Colombia debemos comprender y aprehender que la corrupción es decir una mentira piadosa, es querer pisoetear al otro, que es corrupto quien teniendo poder de alguna clase, maltrata a otro en circunsatancias de debilidad manifiesta. El sistema de educación colombiano es un gran foco de corrupción, aprovecho este artículo y el hecho de que el señor Oscar Hernandez es profesor y personal administrativo universitario, para hacer un llamado a la reflexión, debemos entender que el ejercicio democrático es importante, pero Colombia no va a cambiar porque elijamos "X" o "Y" candidato, debemos cambiar todos y cada uno de nosotros, evitar prácticas comunes en nuestra sociedad como apoyar lo que se conoce como "Roscas", dirigidas evidentemente por las llamadas "Vacas Sagradas", quienes fomentan lo que podría llamarse microclientelismo, de esta manera encontramos pácticas dentro de nuestras universidades tales como: Profesores y directivos que por todos los medios entorpecen el proceso de un alumno o alumnos sólo por intentar expresar sus opiniones, y los llevan al punto de retirarse voluntariamente de la universidad debido a la presión psicológica que ejercen, o de ser expulsados sin tener una motivación suficiente mas alla de de un simple "no sirve" como si los alumnos fueran objetos que se dañana o vienen con defectos de fabrica. Reconozcamonos como personas y evitemos todas las prácticas de corrupción, incluyendo la delincuencia académica, en las manos de los profesores y directivos de instituciones educativas también hay una posibilidad de cambio.

Julián Arévalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hector Herrera dijo...

Solidaridad con usted

Carlos Arturo Guillen dijo...

LA VERDAD

LA VERDAD LO TIENES TODO
GRANDE, FUERTE Y PROSPERA
AUNQUE EL MUNDO HABLE MAL DE TI
ESTOY ORGULLOSO DE SER DE ALLI
DESDE AQUI TE EXTRANO
MI GENTE Y YO
SABEMOS DE TU ENFERMEDAD
DE LOS ERRORES COMETIDOS
DE AQUELLOS HOMBRES QUE HAZ LEVANTADO
Y MÁS TARDE TE HAN TRAICIONADO
NO ES COCA NI CAFÉ
NI GUERRILLA NI POLITICA
NI EL CARTEL MÁS PODEROSO
TU ERES LA CUNA
DE GABRIEL, DE OBREGON Y PATARROYO
DE UN PUEBLO LIBERADO
DE COMPLEJOS Y MENTIRAS
LA VERDAD YA ESTA TAN CLARA
SOLAMENTE HACE FALTA
UN POQUITO DE FOLCLOR
PARA DECIRLE AL MUNDO
QUE MI PUEBLO ES HONESTO
MUY HONESTO DE VERDAD
Y SOLAMENTE HEMOS CALLADO
POR COLOMBIA NADA MAS……….

CAGE 10/1/99
por favor necesito un arreglo musical,como regalo a Colombia

edosanz dijo...

Encuentro muy claro y consistente su análisis de la propuesta Mockus. Y poniéndola en un contexto evolutivo (soy biólogo) veo nuestra sociedad, como toda otra sociedad, como un conjunto de individuos que buscan a través de normas y leyes crear la coherencia suficiente para avanzar, para dar pasos evolutivos hacia nuevos niveles de progreso, de armonía, de desarrollo. Una sociedad es como un organismo, si la estructura interna del organismo no funciona de manera coherente, pues se desestabiliza y finalmente fallece, perdiéndose. Por eso el cáncer es tan destructivo, porque el cáncer constituye el crecimiento de una masa de células asociales que se niegan a ajustarse al patrón de organización y funcionalidad del resto del organismo. Es un comportamiento y unas consecuencias que bien podrían extenderse a una sociedad de individuos y encajaría perfecto. Eso es lo que lamentablemente la mayoría de políticos se niegan a ver. Todos se dedican a proponer y aplicar soluciones locales a los problemas sociales sin darse cuenta que el problema más grande que tenemos como sociedad es la falta de coherencia, de unidad. El tejido fino de nuestra sociedad esta alterado, porque una buena parte de sus elementos están disociados. Pero si logramos reafianzar ese tejido, si logramos incluir en el contrato social a una masa creciente de individuos, entonces lograremos crear un país, pero eso solo se logra unificando principios, reglas, valores. Por eso la propuesta de Mockus me parece valiosa. Muy valiosa. Yo viví personalmente la transformación que logró en Bogota Antanas. Jamás me imagine que con un juego pedagógico como ese pudiera cambiar los malos hábitos de más de 6 millones de personas. Fue increíble y fascinante. Bogota era una metrópoli de más de 6 millones de extraños que más que constituir una sociedad, parecían estar allí solo para sacar algún provecho personal de ella. En aquella mi percepción era que la mayoría de sus habitantes parecían ser inmigrantes de otras regiones o hijos de inmigrantes. Nadie parecía sentir a Bogota tan suya como para quererla, pero después de Mockus, la gente cambio, y comenzó a ver a Bogota como su ciudad, su terruño, comenzamos a sentirnos orgullosos de estar allí. Eso lo logro no atacándonos físicamente sino llegando a nuestro interior, educándonos. Pero eso lo logro también porque primero logro atraer nuestra atención hacia si mismo, haciéndose reconocer como un líder moral, un pedagogo, ganándose nuestra confianza y luego a base de argumentos tan racionales que podíamos entenderlos y aceptar, llevándonos de la mano de ese cambio. Y creo que esa transformación calo muy profundo en el inconsciente colectivo, no solo del bogotano sino del país. Fue un modelo. Y eso lo anhelaban consciente o inconscientemente ciudadanos de otras ciudades. Por eso ahora que regreso con un discurso igual de sencillo y profundo a la vez, ha logrado calar tan profundo. Porque en esencia eso es lo que la gente quiere. Además porque su propuesta marca un contraste fuertísimo con el discurso tradicional de los demás. Y aunque encuentro interesantes las propuestas de otros candidatos veo con claridad que la propuesta Mockus va mas allá, busca un cambio que se extiende mas allá de solo poner cremita en la herida...continua

edosanz dijo...

Como quisiera que la gente y los demás políticos tuvieran la madurez suficiente para entender que estas ideas son mas que solo “las ideas rivales que nos van a ganar”, que entendieran que es mas importante el país-gente que el partido o el triunfo personal. O al menos que jugaran limpio. Eso de llenar de odio a la gente con mentiras, eso de manipular la mente del colectivo a base de infundar miedo y de desviar el sentido de la verdad para desacreditar un candidato es criminal y debería ser juzgado como un acto criminal, porque viola el principio democrático, tanto como lo viola el mantener a un pueblo pobre e iletrado, porque si la democracia se basa en el voto de las mayorías, pero las mayorías no tienen la formación suficiente para tomar las decisiones correctas, pues se convierte en la tiranía de las mayorías. Gracias a Dios en Colombia educarse parece ser un reto personal y se busca por cualquier medio, eso tal vez, aun nos da esperanza.

El Mijín dijo...

Saludos Oscar, buen post; veo que manejas y conoces del tema sobre Estudios Culturales, ¿Cómo hago para contactarte? Estoy recopilando información para mi trabajo de grado. Saludos y mil gracias.

John Vargas B.

MARIA ALEYDA PABON MENDEZ dijo...

ANTANAS CARECE DE LO SIGUIENTE:

• Carece de condenas en su contra
• Carece de investigaciones por parapolítica
• Carece de maquinarias
• Carece de cuotas burocráticas
• Carece de apoyos politiqueros tradicionales
• Carece de experiencia en reuniones con guerrilleros, paramilitares o personajes al margen de la ley
• Carece de experiencia en falsos positivos, chuzadas, seguimientos ilegales, dádivas por el agro, compras de terrenos baratos para los hijos y de hijos que le sacan provecho a todo tipo de negocios sólo porque son los hijos del presidente
• Carece de redes de contratistas estatales
• Carece de notarías, embajadas o consulados
• Carece de helicópteros para dar paseítos en Anapoima
• Carece de una prensa arrodillada, incapaz de denunciar a uno de los dueños
• Carece de espíritu de guerra con los países vecinos
• -CARECE DE: HACKER, PERVERSOS, MALICIOSOS, ETC- QUE COARTAN LA LIBERTAD DE LIBRE EXPRESIÓN DEL PENSAMIENTO HUMANO. LA DE PRENSA, ETC.
• No tiene procesos penales en el exterior.

Aparte de Parkinson, Mockus tiene lo siguiente :
• Principios morales y éticos
• Sentido del deber
• Alto sentido de lo correcto
• Respeto por los demás
• Tolerancia, mucha Tolerancia, inclusive con Chávez
• Excelente preparación académica
• Especial respeto por los manejos de los bienes del Estado
• Gran experiencia en programas educativos y de convivencia
• Muchos reconocimientos internacionales
• Compromiso con esta patria (la muestra son los $4.500 millones que no quiso recibir)
• Transparencia en sus actos
• Coherencia en sus ideas
• Ejecutorias concretas de mejorías ciudadanas
• Trayectoria pública ejemplar
• Ideas y propuestas concretas para Colombia
•Independencia frente a la clase política tradicional
• Un excelente equipo: empezando por Peñaloza que ha sido uno de los mejores alcaldes de Bogotá y por Fajardo, el mejor alcalde honesto de Medellín.

Si antes nos equivocamos con los mismos politiqueros, tramposos y aprovechados de siempre, Entonces sí, vale la pena apoyarlo y hacer algo diferente.

CLARO QUE VOY CON MOCKUS!” .